miércoles, 1 de julio de 2009

LOS PINGANILLOS DE MUSICA

Rosama envía esta queja:
Los pinganillos para oir música que tan de moda se ha puesto con los famosos ipod campando a sus anchas, por lo que la gente se vuelve sorda y aunque van por la calle, están en otro mundo.
El otro día subo a un ascensor y viene una chica corriendo, la espero y la saludo, silencio, le pregunto a que piso va, silencio, la tía da al octavo sin preguntar a donde voy yo que iba al tercero, silencio, cuando llegamos al piso suyo me despido y ella sin enterarse, me pregunto si estará sorda y cuando me fijo veo que lleva los famosos pinganillos y no se entera de nada, al principio no me dí cuenta porque el pelo se lo tapaba, y me dieron ganas de acercarme y gritarle en la oreja.
En fin, entre los móviles que hay gente que no se lo quita de la oreja y los pinganillos dichosos la gente va por la calle y no se entera de nada, incluso a una chica la golpeo el tranvía por el mismo motivo, el pobre conductor daba a la sirena, pero ella ni se enteró hasta que recibió el golpe.
Quizá tenga que salir una ley que impida usar esos artilugios cuano andas por la celle y que el que los utilice se pare mientras lo hace.

5 comentarios:

Boli dijo...

Sinceramente, cuando voy por la calle procuro no hacer una cosa: mirar a los ojos de la gente... y procuro hacer otra: ir a mi bola totalmente. Por lo que esos pinganillos me dan igual. Yo los uso, eso si, a un volumen moderado no vaya a ser que me atropellen o algo.
Saludos, Ari ;)

Capitán Clostridium dijo...

El peor riesgo de los "cascos" -como por aquí los llamamos- es el tiempo que se ha de emplear para desenliarlos, pese a haber visto vídeos en internet donde explicaban todo un procedimiento, no soy capaz de hacer que no se formen nudos con los cables.

S. dijo...

a lo mejor la aporreó porque era tontita vete a saber,puestos a prohibir,prohibamos no beber una cervecita en el chiringuito de la playa en valencia...ah no que eso ya está preparado para prohibirlo...qué fuerte

Arkangel dijo...

Como en todo, creo que la culpa no es del aparato en si..sino de la poca educación de la srta en cuestión. Tenemos la manía de echar la culpa a las cosas en vez de a nosotros mismos: que si el coche..la culpa es del conductor, que si los ipods..la culpa es del oyente. La tecnología está para hacernos la vida más facil, más amena etc..pero el mal uso de ella que hacen algunas personas son los que acarrean ciertos problemas..insisto más educación y por supuesto nada de prohibir, que bastantes prohibiciones absurdas tenemos ya, dentro de poco no vamos ni a poder andar por la calle.

Perséfone dijo...

Más que una cuestión de pinganillos yo creo que se trata de una de educación, como bien ha señalado S.

Pero qué quieres que te diga, prefiro mil veces los dichosos cascos a que anden poniendo la música con el móvil para todo el barrio.

Un saludo.