viernes, 8 de enero de 2010

¿MOBBING O COACCIÓN?

Arturo envía esta queja:
Imagen de Cristina

Resulta que trabajo en un comercio. Desde que comenzó la crisis no se vende y nos dijeron que nos sacrificáramos por la empresa, cobrando menos, para que no echaran a nadie. Todos lo hicimos, renunciamos (forzosamente) a las comisiones y pasamos a cobrar mil euros al mes. Las ventas, han descendido, pero vemos que no tanto, se vende y no nos mejoran las condiciones; es más, tardamos en cobrar todos los meses. Creo que nos tienen engañados y los empleados pasan de meterse en líos, pues prefieren conservar un (¿mísero?) puesto de trabajo a dar la cara, ante lo que puede ser un fraude. Escribo por otra razón, resulta que mi trayectoria por casi diez años ha sido impecable, en ventas, comportamiento, asistencia y demás... Y ahora, con "la crisis", me da la impresión de que "molesto", pues soy el único que me he negado a ciertas peticiones fuera de convenio y me he decidido a "no bailarle el agua a los jefes" (que son, entre ellos, familia). Desde entonces, durante este año, he recibido AMENAZAS de todo tipo:- "Te echaríamos, si tuviéramos dinero para liquidarte"- "Tendremos en cuenta, tu falta de sacrificio por la empresa en un futuro"...

 Como las amenazas no tuvieron fruto, y yo seguí en mis trece, pasaron a cambiar de estrategia. Me empezaron a tratar mal, incluso he detectado que mis compañeros empezaron a hacerlo también... De pronto, mi situación fue insostenible, al no estar a gusto. El trabajo de cara al público requiere cierta simpatía y cordialidad, y, sin llegar a la falta de respeto ni a la desatención, tal vez mi ánimo (he estado a punto de entrar en una depresión) no ha sido el más adecuado y puede que no atendiera al cliente como antaño, por mi enorme falta de motivación. Luego, últimamente, en noviembre, tras un principio de mes fatídico, cambiaron las tornas hacia mí (se comportaban demasiado amablemente) y, antes de Navidad, se me presentaron los principales jefes con unos documentos contra mí. Me quedé de piedra. Se sacaron un email de la manga (nada de una hoja de reclamaciones) de cierto cliente amigo de ellos y, casualmente, abogado, que describía con todo detalle la mala atención y falta de educación por mi parte a principios de Noviembre (Y me vienen con eso, dos meses depués). Todo, totalmente exagerado y llevado a la caricatura, de mal gusto e, incluso, insultándome. Casi todo, mentira. Me pasé la noche sin dormir, pensando, a qué venía eso, y me di cuenta de todo: "como no tenían una prueba contra mí para despedirme, sin ser un despido procedente, ¡habían preparado todo!" Me tildé de mal pensado, de darle demasiadas vueltas al asunto y comerme el coco demasiado. A las cuatro de la mañana estaba en planta e investigué, no diré cómo... Descubrí que \"¡el email había sido preparado como sospechaba!" Ellos lo habían estando fabricando, como una estrategia de ajedrez, durante meses, para amenzarme, coaccionarme con falsas pruebas y apretarme las clavijas...

No sé qué hacer, siempre he intentado ser un profesional ey he dado lo mejor de mí. Siempre. No merezco tener estos últimos días en la empresa...Ellos no lo saben, pero aun teniendo entre manos algo muchísimo mejor (y que puede que me marche en breve, renunciando a una indemnización de 14.000 €, o más), no he dejado de vender y de tener un comportamiento ejemplar. ¿Qué puedo hacer? ¿Los denuncio o paso de ellos pues me voy a un trabajo mejor (de funcionario)?¿Me tratan así porque saben algo? ¿Aguanto como he estado aguantándolos todos estos años?...

No sé, necesito ayuda urgente.

9 comentarios:

cabreada dijo...

Arturo: menuda historia, hay que tener un par de huevos para aguantar eso.
Con esto de "la crisis", los empresarios se pasan muchísimo.
no sé si una experiencia mía de hace áños puede servirte, tniendo en cuenta que ellos tiene "una prueba contra ti" y tú contra ellos.
Yo trabajaba en un resturante y después de estar 2 horas fuera de turno y todavía lleno de gente, un cliente se puso a vacilarme, yo le mandé ,literalmente, " a tomar por el culo", con tan mala suerte que la hija del jefe estaba delante y lo escuchó.
me despidieron alegando que insultaba y trataba mal a los clientes reiteradamente.
Me busqué un buen abogado laboralista que alegó en el acto de conciliación, que como es que si trataban tan mal a los cliente me habían renovado el contrato 4 veces. Evidentemente me dieron la razón y cobré una buena indenmización.
Consulta con un abogado laboralista, a ver si te puede pasar lo mismo.Pienso que podía ser interesante que te despidieran por ello.
Espero poder haberte ayudado un poquito, ánimo y gracias por confiar en recurso del pataleo.

Marta Rodriguez Yeste dijo...

Suerte, Arturo, y te recomiendo lo mismo, acude a un abogado laboralista (consulta con algún sindicato, te ayudan y sólo cobran si tú cobras, un 10%, creo recordar); si se puede demostrar, no te dejes pisotear.

Luchida dijo...

Ya que has aguantado tanto no debes irte por tu cuenta! Haz lo que sea para que te despidan! Acude a un Sindicato cuanto antes y como te dicen, a un abogado laboralista, y que te echen y te lleves tu indemnización porque es TUYA. Vamos, después de tantos años, ni de broma te vayas de vacío! Mucho ánimo y lucha por lo que es tuyo!

Yo dijo...

Yo que tú no me iría con una mano adelante y otra atrás que te paguen lo que es tuyo, que lo que más les duele a ellos es que le toquen el bolsillo.

Suerte!!!

RAMPY dijo...

La verdad es que está la cosa jodía, jodía.
Espero que Arturo tenga suerte y pueda salir de esa situación.
Un rampyabrazo.

Agustin dijo...

Hola
En unos tiempos en los que las ERES y los despidos camuflados con quiebras, y teniendo la sartén por el mango por lo que dices...
Paciencia, sonrisa y denuncia. Que paguen y adios.
Un saludo

Urlanda dijo...

Arturo, lo único que puedo decirte es que no te dejes, que luches por lo que es tuyo. Si esa indemnización te la mereces y te pertenece, pues exígela, ¡Por supuesto! Como es debido. Y después, una vez cobrada tu indemnización, empieza tu nueva vida laboral.
No permitas que te sigan pisoteando, por muy familia y amigos que sean, nadie debe pasar por encima de ti ni de nadie. Somos humanos, no animales.

Debe existir alguna dependencia de conciliación y arbitraje en donde puedes exponer tu caso y ellos deben ayudarte. Claro, se hará una investigación para deliberar la situación entre empleado y patrón. Aquí, lo importante es que eso de la “prueba” que ellos están usando (mail) no procede ni es nada valido, simplemente es una treta. Y ahí sí que puedes demandar por daños y perjuicios ocasionados a tu persona. Veras si no cambian la estrategia y se dejan de tanto acoso laboral.

Animo, y no decaigas en el intento de lograr tus objetivos y éxitos. Esto solo es un bache del que seguro saldrás.

rosama dijo...

Lo mejor, denunciarles por acoso, mejor denuncia tu antes, y si encima no tienes nada que perder y si mucho que ganar adelante.
Ya está bien con tanto abuso, y ademas el acoso está muy mal visto y es mas fácil que ganes.

Jimmy dijo...

Puf!! Vaya movida.
A ver, se me ocurre, por ejemplo, una recopilación de las hojas de reclamaciones (algo oficial) que se hayan interpuesto a la empresa y que tengan que ver contigo... Otro (u otros, depende de los amigos que tengas) e-mail que diga lo bien que te portas con los clientes,... incluso algo de James Bond: Grábalos con la grabadora del móvil reconociendo sus fechorías.
Suerte con el funcionariado, pero sobre todo, intenta que esos cabrones pagen.
Saludos